Los fabricó con caños y codos de PVC y los instaló en la plaza del centro, en la ciudad de Junín de los Andes.

Por su trabajo como técnico de Internet y fotógrafo, Patricio Sánchez pasa mucho tiempo en la calle, en donde se conmueve con la gran cantidad de perros callejeros que hay en Junín de los Andes. Por eso, decidió fabricar e instalar cuatro comederos y cuatro bebederos en una plaza para, al menos, tenderles una mano.

Con caños de PVC y codos, el joven patagónico se las ingenió para construir estos contenedores que permitirán que, a medida que los perros coman, vaya descargándose más alimento. El sistema es igual en el caso del agua.

Además, estos prácticos comederos cuentan con una tapa que permitirá que el alimento no se moje con la lluvia y que ningún roedor ingrese a llevárselo.

“La idea la tenía desde hace mucho, pero no me animaba a realizarla. Hace unos días conocí a una persona que ante una situación triste de mi vida me ayudó a salir adelante y me dio fuerza para concretar este proyecto”, contó Sánchez a LM Neuquén.

El joven pintó y decoró los bebederos, que son negros con patitas bancas y amarillas, y ya traen sus frutos: “Hoy mismo ya había varios perritos comiendo”, comentó el joven quien además dijo que él repondrá el alimento, aunque cualquier vecino también puede ayudar con la inicativa para ayudar a los perritos necesitados en esa ciudad.

“Son muchos los perros que hay en la calle y pasen hambre y frío. Esto es para ayudarlos un poquito”, indicó.