Otras 31 personas fallecieron y se registró un pico de 2.060 contagios por coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras los gobiernos de la Ciudad y la Provincias de Buenos Aires advirtieron que endurecerán la cuarentena en caso de seguir aumentando el número de infectados.

La cifra total de fallecidos desde el inicio de la pandemia escaló a 979, en tanto que la de contagiados llegó a 39.570, en su mayoría pertenecientes al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La provincia de Buenos Aires y la Ciudad concentraron 1.922 de los 2.060 casos registrados ayer, es decir el 93,30 por ciento.

Los gobiernos de ambos distritos decidieron ayer conformar una mesa de trabajo conjunta de seguimiento de la evolución de la pandemia en el AMBA, durante un encuentro que mantuvieron en La Plata el gobernador boanerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Los mandatarios no descartaron tomar medidas más severas en relación al aislamiento social, si el ritmo de contagios se incrementan en la zona metropolitana.

Kicillof y Larreta se reunieron para analizar las medidas a seguir ante el exponencial incremento de contagios por coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que en los últimos dos días tuvieron nuevos picos.

«Se estudia (volver a) la fase 1», dijo Kicillof, desde el Salón Dorado de la Gobernación, tras dos horas de reunión con Larreta y funcionarios de ambas administraciones.

En la misma línea, Rodríguez Larreta, aseguró que los datos de los últimos días «preocupan y mucho» y advirtió que si la evolución de los casos de coronavirus sigue siendo alta «no hay dudas de que vamos a tener que tomar medidas más estrictas».

En este contexto, el ministerio de Seguridad de la Nación reforzó los controles que realiza en el sistema ferroviario nacional, tanto en las estaciones como dentro de los trenes.

La ministra de esa cartera, Sabina Frederic, ordenó el refuerzo de los controles específicos en los trenes del AMBA. Se trata de un redespliegue de las fuerzas federales de seguridad en las jurisdicciones que son competencia de ese ministerio.

La decisión incluyó un incremento en el control de las formaciones tanto como en las estaciones de trenes, así como la extensión del horario de control policial durante las 24 horas.

En tanto, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, señaló que el crecimiento de casos de los últimos días se explica por el alza de infectados en AMBA pero también en otras regiones del país.

«Es clave que cada uno entienda que se deben cumplir las recomendaciones y, aunque tengamos síntomas leves, (debemos) contactar al sistema de salud y evitar el contacto con otras personas», insistió Vizzotti.

La subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización Sanitaria de la Provincia de Buenos Aires, Leticia Ceriani, advirtió, en tanto, que en base a los últimos indicadores, en 20 días el sistema de salud «va a estar al tope de su capacidad» e indicó que lo único que puede evitar más contagios de coronavirus «es que baje la circulación de la gente».

«Estamos haciendo todos los días una estimación tomando indicadores que tenemos y vimos que en 20 días el sistema de salud va a estar al tope de su capacidad», dijo la funcionaria hoy en declaraciones a radio La Red.

En el plano internacional, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que en el mundo el virus «se está acelerando», tras detectarse ayer jueves un récord de más de 150.000 nuevos casos globales.

«Estamos en una nueva y peligrosa fase», declaró Adhanom durante una conferencia de prensa, en la que precisó que alrededor de la mitad de esos contagios se produjeron en América, actual epicentro de la pandemia, pero también hubo un número importante de infecciones en el sur de Asia y Medio Oriente.

Si bien el titular de la OMS reconoció que mucha gente está «harta» de estar en casa y que los países necesitan «reabrir» sus sociedades y economías, alertó que el virus se está «expandiendo rápido» y que las medidas como el distanciamiento social, el uso de tapabocas y el lavado de manos son aún «necesarias».

Adhanom también pidió a las redes sanitarias que sigan enfocadas en la búsqueda, aislamiento, realización de test y cuidado de todos y cada uno de los casos, «monitoreando y poniendo en cuarentena cualquier contacto con ellos», reportó la agencia de noticias EFE.