Según el estudio, la pobreza estructural alcanza al 18,6% de la población, mientras que los “no estructurales” pasaron de 9,9% a 12,7%.

La pobreza escaló 4,7 puntos porcentuales en 2018 hasta el 31,3% de la población argentina y ya afecta a 12,7 millones de personas, según el indicador multidimensional del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

En ese contexto, el 28,2% de la población tiene serios problemas alimentarios, dice el informe de la UCA que a diferencia del INDEC no mide por ingresos sino que realiza una medición sobre seis dimensiones de carencia humana.