Se trata de Suschen SA, una fábrica alimenticia que produce la conocida marca y otras golosinas. Los trabajadores denunciaron que los dueños buscaron “vaciar” la fábrica y ahora no quieren pagarles ni siquiera las indemnizaciones.

En La Matanza, cerró otra fábrica y dejó 105 trabajadores sin su único puesto laboral. Se trata de la alimenticia Suschen SA, dedicada a la fabricación de las tradicionales “mielcitas”, así como también tapa de alfajores, obleas, bizcochitos y otras golosinas.

La empresa había nacido en 1976 en plena dictadura militar y nunca había dejado de producir, hasta hoy. La crisis económica y la caída del consumo a lo largo y ancho de la provincia, asfixió las posibilidades de continuar.

«Ayer nos dijeron hasta acá llegamos y nos anunciaron el cierre de la fábrica Suschen, que produce las mielcitas y otras golosinas. Quedan 105 familias en la calle. No pagan ni las indemnizaciones». Manifestó con dolor José Luis Ledesma, delegado de la fábrica, para Radio 10.

Mientras tanto, los trabajadores se encuentran evaluando alguna medida de fuerza y exigen alguna respuesta a sus dueños, Roberto y Maximiliano Duhalde, a quienes denunciaron de “vaciar y desaparecer” la empresa.