Francisco Giovanolí  fue diagnosticado de epilepsia a los 6 años, desde ese momento comenzó a utilizar la droga legal llamada Valcote 500 (valproato de sodio), con los indeseables efectos secundarios que conlleva. Con esto solo pudo reducir las crisis a dos por año. El el año 2009 sufrió una crisis con convulsiones en la cual padeció un fuerte traumatismo en su cabeza. Este episodio lo llevó probar terapias alternativas, dado que el Valcote no cumplia con las espectativas de Francisco, a tiempo que se acentuaban los efectos secundarios y adversos.

Entre las terapias buscadas, surgió el cannabis medicinal como una opción, Francisco comenzó a utilizarla, y también aprendió a cultivar para autoabastecerse, sin tener que recurrir al mercado negro; las mejoras en su forma de pensar y procesar la información fueron inmediatas.

En el año 2014, producto de una denuncia anónima y con una semana de investigación allanan su domicilio en la ciudad de Pto. Madryn secuestrando plantas y elementos destinados a su cultivo y consumo, quedando 7 días detenido, días más tardes fue puesto en libertad  tras pagar una fianza.

Giovanoli  en unos días más  tendrá que padecer antes el tribunal de Comodoro Rivadavia junto a un grupo de abogados y familiares.

Francisco Giovanolí señaló:

SIN COMENTARIOS