Tras jurar como presidente de la Nación, Alberto Fernández convocó a todos los sectores políticos, productivos y sociales a trabajar para recuperar el crecimiento económico del país. «Tenemos que superar el muro del rencor y del odio entre argentinos y el muro del hambre que deja millones de hombres y mujeres afuera de la mesa que nos es común», dijo.

En su discurso ante la Asamblea Legislativa, el presidente Alberto Fernández convocó a todos los sectores políticos, productivos y sociales a trabajar para recuperar el crecimiento del país. «Los vengo a convocar sin distinciones a poner a la Argentina de pie para que comience a caminar paso tras paso con dignidad rumbo al desarrollo con justicia social», subrayó.

«Tenemos que superar el muro del rencor y del odio entre argentinos y el muro del hambre que deja millones de hombres y mujeres afuera de la mesa que nos es común», destacó el mandatario.

En tono conciliador, Fernández remarcó: «No cuenten conmigo para seguir transitando el camino del desencuentro, quiero ser el presidente capaz de descubrir la mejor faceta de quien piensa distinto a mí».

«Queremos construir una Argentina que crezca y que incluya», resaltó Fernández luego de repasar datos económicos que dan cuenta del estado de situación actual. «Vamos a proteger a los sectores más vulnerables», afirmó.

Y destacó: «Uno de cada dos niñas y niños es pobre en nuestro país. Sin pan, la vida solo se padece. Sin pan no hay democracia ni libertad».

«Queremos un Estado presente constructor de justicia social que le de aire a las economías familiares. Por eso vamos a implementar un sistema masivo de créditos no bancarios que brinde préstamos a tasas bajas», agregó.

Fernández adelantó que «en los próximos días estaremos convocando a los trabajadores, a los empresarios, a los representantes del campo y a las diversas expresiones sociales para la puesta en marcha de un conjunto de acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia».