27.3 C
Tivoli
-4.6 C
Río Grande

El Gobierno actualizó el impuesto a los combustibles: cuánto subiría la nafta en junio

28 DE MARZO 2024

En medio del faltante de gas que afecta a cientos de estaciones de servicio e industrias de todo el país, el gobierno de Javier Milei definió por decreto la actualización del impuesto sobre los combustibles líquidos (ICL) y el dióxido de carbono (CO2) a partir del 1° de junio. La medida resultará en una nueva suba en los surtidores.

Así quedó estipulado en el Decreto 466/2024 publicado este martes en el Boletín Oficial y que lleva las firmas de Milei, el ministro de Economía Luis Caputo y el renunciado jefe de Gabinete Nicolás Posse. Se trata de un ajuste correspondiente al cuarto trimestre calendario del año 2023 y al primer trimestre calendario del año 2024 que surtirá efectos sobre la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil.

De acuerdo a la normativa vigente, tanto el ICL como el CO2 deben actualizarse de forma trimestral en base a la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que calcula el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). No obstante, durante la gestión de Alberto Fernández se resolvió la postergación de los aumentos a fin de evitar una presión mayor en el bolsillo de los automovilistas y transportistas.

En efecto, el congelamiento impositivo databa desde mediados de 2021 al momento del desembarco de Milei en la Casa Rosada. Frente a ese escenario, el oficialismo publicó el Decreto 107/2024 mediante el que fijó un cronograma de incrementos escalonados sobre los montos del gravamen. Así, las modificaciones pendientes se implementarían en febrero, marzo, abril y mayo de este año.

El Gobierno define la actualización del impuesto al combustible

Sin embargo, el Ministerio de Economía postergó la suba de mayo para el 1° de junio a través del Decreto 375/2024. ¿La finalidad? No incidir en el proceso de desinflación de los precios. La decisión estuvo en sintonía con el aplazamiento del ajuste de tarifas de gas, luz, agua y el boleto de colectivo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Lee  El crucero Scenic Eclipse II llegó a Ushuaia

Un informe de Economía & Energía anticipó que durante el sexto mes del año debería aplicarse «el incremento del ICL y CO2 postergado a través del Decreto 375/2024, correspondiente a la inflación del cuarto trimestre de 2023; y el ajuste del impuesto de acuerdo a la inflación del primer trimestre de 2024».

En tal sentido, los especialistas calcularon que la actualización implicaría «un crecimiento del precio de las naftas en surtidor de alrededor de $138/litro, mientras que en el caso del gasoil el aumento se encuentra en torno a los $100/litro» tomando valores promedio a nivel nacional.

El dilema de Economía frente al impuesto al combustible

La adecuación del tributo expone una compleja disyuntiva para el ministro de Economía Luis Caputo y su programa económico. Por un lado, actualizar la carga tributaria sobre los combustibles se traduce en una mayor recaudación que sirve a la cruzada fiscalista de La Libertad Avanza.

Por el otro lado, elevar los montos impositivos de la nafta y el gasoil repercute en los ingresos de los ciudadanos de a pie y los profesionales del transporte. Al mismo tiempo, conlleva una presión extra sobre el número de inflación de junio tras la previsión de 5% que hicieron las consultoras privadas para mayo.

En simultáneo, la ola de frío polar tomó por sorpresa al Gobierno. Las bajas temperaturas propiciaron un pico de demanda de gas que no estaba en los planes del oficialismo. Frente a la posibilidad de que escasee el fluido en los hogares, Energía ejecutó una interrupción temporal de suministro en estaciones de servicio de todo el país.

Lee  Ushuaia espera una máxima de 22°C para este miércoles

Asimismo, el Estadio nacional le requirió  a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA),  que «haga uso del transporte de gas en la modalidad interrumpible solo hasta el mínimo técnico necesario para sostener el sistema eléctrico, utilizando combustibles alternativos para sostener la demanda eléctrica».

En ese marco, CAMMESA abrió una licitación para importar 12 cargamentos de fueloil y gasoil por un monto que rondaría los US$ 500 millones. Se trata de 7 barcos de de 50.000 m3 de gasoil cada uno y 5 de fueloil por 200.000 toneladas en total. 

Más allá de las condiciones meteorológicas adversas, el cese de la obra pública las plantas compresoras de Tratayén, Neuquén, y Salliqueló, provincia de Buenos Aires, del Gasoducto Néstor Kirchner así como la reducción del suministro desde Bolivia complicaron la oferta de gas en suelo nacional.

Según el titular de la Federación de Entidades de Combustible de la provincia de Buenos Aires, Juan Carlos Basílico, el corte parcial afecta a unas 100 estaciones de servicio en territorio bonaerense. También se registraron complicaciones en  Tucumán, Santiago del Estero, La Pampa, Río Negro, Catamarca y La Rioja.

Tras la suspensión de la venta de gas en el centenar de gasolineras, Basílico indicó en declaraciones radiales que “están viniendo 20 barcos que eran para la primera quincena de junio y pidieron otros 10″. El referente del rubro hacía referencia a la importación de Gas Natural Licuado (GNL).

Por último, el estacionero pronosticó que el faltante de Gas Natural Comprimido (GNC) se solucionaría «para el fin de semana» que viene con el ingreso del producto importado.

Te puede interesar