A su vez remarcó que “en toda la provincia hay 600 escuelas de las cuales solo 15 son las que no están dando clases”, y agregó: “nosotros les hemos dado los aumentos que pidieron, dejamos de lado la precarización laboral y aplicamos la cláusula gatillo”.

El Gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, hablo este miércoles, sobre la medida de fuerza que están llevando adelante gran parte de los auxiliares de la educación lo cual está perjudicando en algunas escuelas el normal dictado de clases.

Al respecto, el mandatario provincial manifestó que “en Chubut hay alrededor de 600 escuelas, en donde solo 15 de ellas no están dando clases normales por una cuestión política – sindical, que están perjudicando a los niños y a sus padres que quieren ir comenzar el ciclo lectivo como corresponde”.