«Fue muy fuerte lo que se logró hace poco más de una semana y sabíamos que esa situación de felicidad y algarabía debíamos separarla, para meternos de lleno en este torneo», reconoció el entrenador de River tras la derrota ante Al Ain.

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, dijo ayer que el festejo de haber ganado la Copa Libertadores en la final ante Boca Juniors “no se mancha” por la dura e inesperada derrota ante Al Ain de Emiratos Arabes, que privó a su equipo de alcanzar la final del Mundial de Clubes.

Al momento de entender lo ocurrido ayer en el estadio Hazza bin Zayed, el “Muñeco” asumió que a River le faltó “esa concentración y determinación” necesaria para vencer “a un rival inferior en los papeles”.

“El festejo de River no se mancha por esta derrota, fue muy fuerte lo que se logró hace poco más de una semana (el domingo 2 en Madrid) y sabíamos que esa situación de felicidad y algarabía debíamos separarla para meternos de lleno en este torneo”, aceptó en diálogo con Fox Sports.