En 1994 se incorporaron a la Constitución nacional la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica y la Convención sobre los Derechos del Niño. Por tanto, el Congreso nacional carece de toda aptitud para legalizar el aborto, permitiendo el homicidio de un indefenso niño por nacer, cuya vida está protegida por la Constitución nacional.

La Solemnidad de la Anunciación coincide en algunos países del mundo con el Día del Niño por Nacer, que se celebra cada 25 de marzo y que busca conmemorar, promover y defender la vida humana desde la concepción en el vientre de la madre.

A través de la reforma constitucional de 1994 se incorporaron a la Constitución nacional varios convenios internacionales, entre ellos, expresamente la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica y la Convención sobre los Derechos del Niño. Estando vigentes tales normas constitucionales, el Congreso nacional carece de toda aptitud para aprobar una ley que legalice el aborto y permita el homicidio de un indefenso niño por nacer, cuya vida está protegida por la Constitución nacional.

En esa fecha se organiza a lo largo del mundo celebraciones y actividades destinadas a la concientización sobre la necesidad de defender la vida desde la concepción y en todas sus etapas.

Hoy 25 de marzo se celebra el Día del Niño por Nacer en la Argentina, además de en otros países iberoamericanos.

Esta celebración busca conmemorar, promover y defender la vida humana desde que ha sido concebida en el vientre de la madre.    Esta fecha fue instituida en Argentina en diciembre de 1998.